Inicio / POLITICA / A un paso para que sea ley: el aborto tiene media sanción en Diputados

A un paso para que sea ley: el aborto tiene media sanción en Diputados

Con 131 votos a favor se aprobó por segunda vez el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo. La sesión, que duró casi 24 horas, tuvo muchos puntos en común con la de 2018, aunque fue en mejores términos. Ahora resta el visto bueno del Senado.

Después de 22 horas de debate se aprobó en la Cámara de diputados el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abstenciones. En el recinto se escucharon aplausos mientras que afuera, en la calle, una multitud que acompañó el debate desde su inicio el jueves por la mañana estalló de alegría. La marea verde, tal como en 2018, celebró en las calles la obtención de la media sanción y pidió que los Senadores esta vez acompañen la voluntad popular y aprueben la ley.

La jornada del jueves inició con un Congreso completamente verde, a la espera de un nuevo debate en la Cámara de Diputados de la ley que ya había obtenido media sanción hace dos años. Desde muy temprano, militantes de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y organizaciones sociales ocupaban las calles aledañas, desde la Avenida Rivadavia hasta Avenida Corrientes, bajo un sol sin piedad propio del mes de diciembre.

Minutos antes de iniciado el debate ingresó al recinto la asesora presidencial Dora Barrancos, sus ojos negros achinados delataban una sonrisa amplia debajo del barbijo verde con la leyenda “que sea ley”. “Estoy extremadamente optimista para este debate. Creemos que se va a dar hoy la media sanción y estamos muy expectantes para lo que se viene en Senadores. Esta vez será ley”, dijo Barrancos .

Ocupó un palco junto a Estela Díaz, la Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, desde donde fueron testigos de toda la discusión. Cerca de ellas, en el palco contiguo, se ubicaron Elizabeth Gomez Alcorta, Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad; el ministro de Salud Ginés González García y la Secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, quienes participaron de la redacción del proyecto de ley del ejecutivo.En otro de los balcones se acomodaron un grupo de las pioneras de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito: Nina Brugo, Nelly Minyersky y Marta Alanis.

Minutos más tarde entraron las diputadas sororas Silvia Lospenato, Cecilia Moreau, presidenta de la comisión de Legislación General, Monica Macha, titular de la Comisión de Mujeres y Diversidad y Carolina Gaillard, presidenta de la Comisión de Legislación Penal.

Pasadas las once de la mañana, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, dio inicio a la sesión de debate del proyecto IVE. Al momento estaban presentes 105 legisladores y otros 45 de forma virtual. Tras la apertura, se tomó juramento al nuevo diputado por el Frente de Izquierda de Juan Carlos Giordano que reemplaza a Romina del Plá, quien renunció esta semana para cumplir con el acuerdo interno de rotación del Frente. Luego la diputada santafesina de la Coalición Cívica María Lucila Lehmann presentó una moción de orden y pidió que el proyecto de IVE sea tratado después del 6 de enero porque “la mayoría de los ciudadanos son católicos” y se acerca la Navidad. Fue rechazada, al igual que otra propuesta de la oposición que buscaba que se vote un proyecto de ley de consulta popular de la legalización del aborto.

Más de un centenar de expositores

Moreau fue la primera de los 160 oradores en exponer durante la jornada en la que todos tenían cinco minutos como extensión máxima. La titular de una de las comisiones que participaron en el plenario que emitió dictamen este miércoles, agradeció a Massa y al jefe de su bloque, Máximo Kirchner, por el apoyo en el tratamiento de los proyectos y remarcó que era una fecha histórica ya que se cumplieron 37 años del retorno de la democracia. “No tengo dudas de que esta fecha es simbólica para garantizar un derecho”, destacó. Al cierre del plenario de comisiones, el viernes pasado, la diputada había conmovido a sus compañeros y a la opinión pública al contar que a los 16 años se realizó un aborto por un embarazo no deseado.

Por su parte, la diputada del Frente de Todos por la provincia de Entre Ríos, Gaillard, vestida de verde y con una bandera con la leyenda “Aborto Legal Ya” sobre su banca, destacó el gesto político del presidente Alberto Fernández de enviar el proyecto por una decisión de salud pública. “No estamos discutiendo ‘aborto sí’ o ‘aborto no’, sino si es legal o inseguro. Si sigue clandestino, van a seguir muriendo mujeres o tener complicaciones en su vida”, dijo. Pablo Yedlin, presidente de la comisión de salud también agradeció al gobierno y dijo que “no importa el volumen de problemas de salud, este es un tema fácilmente solucionable. Se necesita que salga de la clandestinidad”.

En su turno, Macha destacó que “hay dos clases de leyes, las que vienen a plantear nuevas prácticas y otras que vienen a regular prácticas existentes Con la Interrupción Voluntaria del Embarazo estamos hablando de la necesidad de contar con una normativa para una práctica milenaria que está penalizada en un Estado moderno”.

El debate en el Congreso fue más moderado entre quienes están a favor y en contra de la legalización que el vivido dos años atrás. Al parecer el pedido de no agresión del presidente de la Cámara y la madurez propia que otorgó el paso del tiempo surgió efecto. Así lo destacó la Ministra Gómez Alcorta en conferencia de prensa mientras se desarrollaba la sesión.

Las intervenciones de los diputados que rechazaron la ley repitieron argumentos ya planteados públicamente en los últimos días. La diputada del PRO Carmen Polledo hizo enfasis en que el país atraviesa una pandemia y el gobierno intenta “distraer la atención” con la legalización del aborto. “Resulta difícil creer que el debate se desarrolle en medio de una peste que se ensaña con los mayores y de un gobierno populista que les redujo los ingresos”, destacó. En igual sentido, el diputado Fernando Iglesias señaló que “no dio quórum ni pensaba hablar” porque considera que el tratamiento del proyecto es “oportunista”.

Entre las definiciones que se dieron a último momento, estuvo la de la diputada cordobesa Alejandra Vigo, quien se había abstenido en 2018 y durante la exposición de este jueves anunció que tanto ella como sus otros tres compañeros de bloque votarían en contra del proyecto de legalización. Propuso en cambio un proyecto alternativo, que establece la despenalización en el Código Penal hasta la semana 14. “Considero que el aborto no es el ejercicio de un derecho de la mujer sobre su cuerpo, y es en todo caso en la mayoría de las circunstancias un dolor inmenso, por eso sostengo la necesidad de sancionar una ley con mirada humana, inclusiva y de justicia social”, manifestó.

Apoyo de funcionarios

Mientras tanto, en el Salón de los Pasos Perdidos, donde aguardaba la prensa, funcionarios y diputados comentaban los principales puntos del debate. Pasado el mediodía el Ministro de Salud Ginés González García respondió consultas y dijo: “Este proyecto va a contribuir a la igualdad porque es un problema de justicia social. Cuando se comenzó a resolver las Interrupciones Legales del Embarazo con medicamentos apareció una barrera económica y necesitamos que todas tengan acceso».

También estuvo presente la Ministra Díaz quien se mostró emocionada con la votación y el recordó los principios de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal. “Son muchos años. Estos días me traen las imágenes de los momentos desde que comenzamos a militar por este derecho” y remarcó el papel de las históricas, en especial el de Dora Coledesky así como el de la juventud.

Horas más tarde, cerca de las 17, la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, apareció frente a los periodistas junto al diputado Yedlin. Vizzotti fue asesora del diputado durante el anterior debate por el aborto en 2018 y ahora adquiría mayor protagonismo por ser una del las funcionarias en la primera línea en la contención de la pandemia por Coronavirus. Se expresó a favor de la ley y destacó: “Como Estado queremos favorecer el acceso de la población más vulnerable a la Interrupción Legal del Embarazo”, y remarcó que se “busca minimizar la práctica del aborto. Trabajamos fuertemente en la prevención, en la detección precoz y en el acceso a los métodos menos invasivos y más sencillos para personas con capacidad de gestar”.

La marea verde que no para de crecer

En la calle comenzaba a crecer la marea verde. Nenas que llegaban de la mano de sus madres, pibas y mujeres que se acercaban desde distintos puntos de la Ciudad a apoyar la iniciativa. Las clásicas consignas verdes como “menos misa y más miso”, “niñas, no madres” y “aborto legal para no morir” se plasmaron en carteles, remeras y hasta grafitis en el cemento. Del otro lado, sobre la Avenida Hipólito Yrigoyen se ubicaron unos pocos “celestes”, se manifestaban en contra del proyecto.

Una de las intervenciones más conmovedoras del debate fue la de Hilda Aguirre, diputada del Frente de Todos por La Rioja, quien recordó distintos casos de abortos en su provincia.»La historia se sigue repitiendo: las mujeres se siguen muriendo por aborto clandestino”, dijo. Además advirtió que en su provincia “hay mucha hipocresía, hay médicos del sector público que son antiaborto pero que en el sector privado hacen abortos sin problemas».

En tanto, el diputado del Frente de Todos por Neuquén, Carlos Vivero, dijo haber cambiado su posición desde 2018. Contó que hace dos años no tenía «una decisión definida» pero que votaría favor del aborto para acompañar «al movimiento feminista que en la Argentina ha llevado adelante un montón de luchas y reivindicaciones” y por el mandato popular “que a nosotros nos deposita para ampliar derechos y construir una Argentina más justa”.

Durante su exposición, Patricia Mounier, del Frente de Todos de Santa Fe, recordó el caso de Ana María Acevedo, quien fue maltratada en un servicio de salud pública y no recibió la información que necesitaba. La diputada pidió la efectiva implementación de la Ley ESI. “Después de la muerte de Ana María- dijo-miles de mujeres de mi provincia y la familia de Ana María iniciamos una lucha para que no vuelvan a ocurrir nunca más esos casos en el país».

De los celestes nuevamente llamó la atención el discurso de la diputada de la UCR Estela Regidor Belledone, que en 2018 había comparado al aborto con el embarazo de perritos, quien aseguró con la aprobación del proyecto «se está legalizando la muerte» y se mostró orgullosa de la provincia de Corrientes como “ProVida”. «Si este proyecto llegara a ser ley, pasaremos a la historia por haber legalizado la muerte del ser en su estado más indefenso”. sentenció.

Otro momento especial de la sesión fue la exposición de la diputada del Frente de Todos Blanca Osuna quien se suponía que se iba a ausentar porque tenía Coronavirus. Desde su internación, a través de la virtualidad, dijo «el orgullo de poder participar en este debate. Mis felicitaciones a quienes están movilizando por esto que implica un avance y una Argentina mejor». También sorprendió la incorporación a la votación en el último momento de la diputada por Santa Cruz Roxana Reyes, quien se iba a ausentar de la sesión tras la trágica muerte de su hijo la semana pasada.

Cerca de las 21, la Campaña convocó en la puerta un pañuelazo frente al Congreso. Miles levantaron en alto sus pañuelos al grito de “aborto legal en el hospital”. Desde el escenario central las militantes leyeron un comunicado. “Se están construyendo los votos minuto a minuto”, aseguraron. Se mostraron optimistas sobre el debate y agregaron que con el dictamen de comisiones “se están acercando posturas para que también se tenga una sanción positiva en la cámara Alta”. Por último, aclararon “no nos moveremos de esta plaza hasta que esta Cámara de Diputados defina la media sanción. Seguiremos en Campaña, articuladas en todo el país, hasta que el aborto voluntario sea ley”.

Mientras tanto, puertas adentro se producía una reunión cumbre. Los diputados y diputadas sororos se encontraban en el salón de Pasos Perdidos. A los que actualmente ocupan una banca – Mayra Mendoza, Leonardo Grosso, Cecilia Moreau- se les sumaron aquellos que motorizaron la ley en 2018 como Daniel Lipovetzky, la presidenta de Aysa, Malena Galmarini, y la actual titular del Inadi, Victoria Donda.

Todos con alegría por la posibilidad concreta de la media sanción se tomaron una foto. En ese momento, en la otra punta de Pasos Perdidos la periodista Viviana Canosa, militante “provida”, transmitía su programa en vivo. Alterada por la cantidad de “verdes” que la rodeaban dijo decidió entrevistar a los diputados a fines a sus ideas, es decir, a quienes estaban a favor del aborto clandestino.

Varios diputados revelaron durante el debate su cambio de postura y anunciaron que votaban a favor de la ley. Se trató de la diputada del Frente para la Concordia por Misiones, Flavia Morales; el tucumano Mario Leito; Ricardo Daives, del Frente de Todos de Santiago del Estero; el sanjuanino Francisco Guevara y el jujeño Julio Ferreyra, ambos pertenecientes también al Frente de Todos.

Amanecer verde

Entrada la madrugada, los manifestantes continuaban en la calle, un grupo de chicas bailaban al ritmo del redoblante mientras que otras a pocos metros sentadas en la vereda miraban el debate que se suscitaban puertas adentro del Congreso. Del otro lado de la valla, las miembros de la Campaña charlaban manteniendo la distancia social sentadas en sillas de plástico o en reposeras verdes. En varias ciudades del país también se armaron vigilias verdes esperando el resultado de la votación.

Pasadas las 6 de la mañana comenzaron los cierres que estuvieron a cargo de las diputadas Brenda Austin, Silvia Lospennato, Graciela Camaño, Silvana Ginocchio, Gabriela Estevez y Gabriela Cerruti, de uno y otro lado de la iniciativa. La diputada cordobesa del Frente de Todos, Estévez, pidió la aprobación del proyecto y dijo «Si nos asomamos y miramos para afuera, vamos a ver miles de jóvenes que están esperando que este proyecto que estamos tratando tenga media sanción». Por último, Cerruti expresó: «El mundo es injusto. Pero la respuesta no está en nuestro útero. Por el contrario, la injusticia viene de un sistema que se basa en la explotación de las mujeres y de la naturaleza».

Luego de la votación de la ley. los diputados pasaron a votar la Ley nacional de Atención y Cuidado de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, el «Plan de los 1000 Días», presentado por el Poder Ejecutivo. Los tres ejes del proyecto son el derecho a la salud integral para la persona gestante así como para sus hijos, la seguridad social y asistencia económica, y el derecho a la identidad. Ambas iniciativas serán giradas al Senado y se espera que se voten antes de fin de año. Varios en el recinto aseguraron que podría ser el 29 de diciembre y así cerrar el 2020 con aborto legal.

Compruebe también

Wado de Pedro se aisló por contacto estrecho de covid

El ministro de Interior lo anunció por redes sociales. «Sigamos cuidándonos», pidió. El ministro del …

Alberto Fernández reivindicó la figura de Güemes a 200 años de su muerte

El presidente Alberto Fernández encabezó los actos de homenaje que tuvieron lugar en Salta y …

Dejanos tu comentario